Burbujas de Deseo

Artículos con la etiqueta Libertad Homosexual

No Nos Vamos A Tomar Por Culo! Día Mundial Contra La Homofobia 2013

Stop-Homofobia-Burbujas-De-Deseo-01

Stop-Homofobia-Burbujas-De-Deseo-02

Stop-Homofobia-Burbujas-De-Deseo-06

Stop-Homofobia-Burbujas-De-Deseo-05

Stop-Homofobia-Burbujas-De-Deseo-036

Así, bien alto y bien claro. No nos vamos a tomar por culo! Y si vamos, será por nuestra propia decisión, nuestra libertad y por nuestro derecho. Hay que encenderse ante esas frases tan comunes -al menos en España- que estamos más que hartos de escuchar. Hartos de los desprecios, de las burlas, de la discriminación, de que te etiqueten, de la estupidez, de la ignorancia, de la violencia. Basta Ya! Hoy día 17 de mayo se celebra el Día Mundial Contra la Homofobia y la Transfobia y no podemos olvidar a los millones de personas en todo el planeta que sufren discriminación, persecución e incluso muerte por ser homosexuales, lesbianas, transexuales. Somos seres humanos y no escoria de la que hacer escarnio sin sentido. De machacarnos por amar a personas de nuestro mismo sexo. Hemos avanzado mucho en derechos en muchos países. Pero no lo suficiente. Hay que levantarse y decir con mucho orgullo: Soy Gay y me voy a tomar por culo cuando me plazca.

El miedo y el aislamiento son las principales consecuencias de la discriminación padecida por el 50% de la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transexual en la Unión Europea. Según la mayor encuesta realizada en 2012 sobre su situación, respondida por 93.000 personas en los 27 países miembros, además de Croacia, los prejuicios les impiden equipararse al resto de los ciudadanos. Cuando los insultos se transforman en actos violentos, la mitad de las víctimas no lo denuncia por desconfiar de la actuación policial. La Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE, responsable del estudio, pide la armonización de la lucha contra el trato recibido por este colectivo. También aconseja “el castigo penal de la incitación al odio homófobo y transfóbico”, ya que los transexuales se llevan siempre la peor parte.
Los grupos más discriminados son los jóvenes de 18 a 24 años (que representan un 57%). Le siguen las lesbianas (55%) y la gente de menores ingresos (52%) en todas las categorías. España figura entre los países con menores niveles de discriminación percibida por los encuestados en virtud de la orientación sexual (un 38% sobre una media comunitaria del 47%). La cifra más abultada aparece en Lituania, con un 61%.
A la hora de buscar trabajo, uno de cada cinco encuestados se sintió discriminado. Los transexuales, uno de cada tres. Traducido en cifras, España suma aquí un 17%. La media de la UE es de un 20%. El pico es para Chipre, con un 30%. En los 28 países, las dos terceras partes de las personas fueron testigos de comentarios o conductas negativas por la inclinación sexual de un colega. A su vez, un tercio se sintió discriminado en el ámbito sanitario, educativo, de servicios sociales, vivienda o servicios en general. En España, fue un 27%. El promedio comunitario es de un 32%, aunque Lituania llega al 42%. “Mi comportamiento en el trabajo supone un alto grado de autocensura”, dice un consultado gay alemán, de 31 años. “Un compañero me dijo que me respetaba, pero creía que yo era anormal”, señala una lesbiana italiana de 28 años. Un 66% teme ir de la mano en público en toda la UE. Entre los varones gais, un 75%.
La enseñanza secundaria fue el peor periodo para todos. Dos de cada tres ocultaron su condición. En España lo hizo un 91%, que es la media general en la UE. Chipre la supera con un 97%. Sin embargo, mientras un 60% del total fue víctima de comentarios negativos, un 80% recuerda burlas dirigidas hacia otra persona en su misma situación. En Holanda, que suma los porcentajes más bajos en todas las categorías anteriores, un 5% escaso de los alumnos de secundaria cree que los adolescentes deben mostrar sus preferencias sexuales, según análisis propios. “Hay que actuar en la UE para derribar barreras, acabar con el odio y generar una sociedad de plenos derechos para todos”, afirma Morten Kjaerum, director de la Agencia de los Derechos Fundamentales.
El resultado de la consulta se presenta en La Haya hoy, día mundial contra la homofobia y la transfobia desde que la OMS retirara la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales en 1991. El cuestionario podía rellenarse por Internet para asegurar el anonimato y un acceso amplio. Una vez la persona en cuestión se encuadraba en alguna de las cuatro categorías, gay, lesbiana, bisexual y transexual, podía citar sus experiencias en el marco laboral, educativo, sanitario y de servicios sociales, así como en lugares públicos, ya fueran bares o tiendas. Del total de encuestado, los varones gais (62%) son los que más respondieron. El grupo menos representado son los transexuales (7%), a pesar de que padecen el mayor número de agresiones o amenazas violentas (8%). El promedio comunitario es aquí del 6%.

Fuente: El País

Orgullo Gay: Sí ¡Con mucho Orgullo!

Hace unas semanas, en la puerta de mi oficina, vi a dos jóvenes homosexuales besarse. Se despedían. Uno, montado en bicicleta, besaba a su compañero-amante con pasión y mucha dulzura. Eran veinteañeros. Aquella imagen,  me transportó a un lugar de Roma hace ya bastantes años. Estaba de vacaciones y viajaba hacia el hotel en un autobús. Era de noche. Al pararse en un semáforo, observé una imagen similar a la de los dos chicos de mi oficina. Nunca había visto –repito, de esto hace ya muchos años- a dos jóvenes gays besarse en público. También se despedían. Uno, montado en otro autobús frente al mío, se despedía de su acompañante con besos y caricias. Esperaban que el autobús iniciase el trayecto ¡Había tanto amor, tanto deseo, tanta complicidad en aquella imagen que hoy guardo en mi recuerdo en un color de vieja fotografía en sepia! Hace unos días se publicaba una encuesta: tan sólo el 13 por ciento de las parejas homosexuales se atrevían en España a proclamar su amor en forma de besos y caricias en público.

Hoy es el día del Orgullo multitudinario en Madrid. Y sí, hay muchos motivos para celebrarlo. Con fiesta, reivindicación, alegría, desenfreno o como cada cual entienda o considere. Muchos motivos. Cuando escucho por qué no hay un día del Orgullo heterosexual, sonrío: Ellos lo celebran cada día. Ellos no tienen que temer nada. Ni la opresión, la estupidez, las burlas, el maltrato físico o psicológico, la cárcel, la muerte –en países árabes como Irán, Arabia Saudí, Sudán, Yemen, Somalia; en 55 países la homosexualidad es ilegal. Jóvenes que sufren, que son rechazados socialmente, que caen en la depresión o el intento de suicidio. Jóvenes de cualquier parte del mundo que son vejados, amenazados, ridiculizados, vilipendiados, odiados, asesinados, únicamente, por ser diferentes a la gran mayoría. Por ser homosexuales. Hace unas semanas, un joven brasileño a manos de unos skinheads. Cada dos días, un homosexual es asesinado en el mundo. Tan sólo por serlo. Por mostrarlo, por intentar vivir según sus sentimientos, su corazón. Miedo a salir del armario, miedo a mostrarnos, a ser visibles, a demostrar nuestros afectos, nuestra condición. ¡Y aún preguntan por qué hay que celebrar un día nuestro orgullo gay! Nosotros los españoles, tenemos suerte.

Vivimos en un país –aunque con mucha homofobia subyacente: no hay más que ver Intereconomía y los 100.000 euros que le han caído de multa por insultar y menospreciar diariamente a los homosexuales- en el que nadie nos puede vejar por ser como somos. No bajo el imperio de la ley. Pero cuántos de nosotros, en países Latinoamericanos, asiáticos, africanos, aún tenemos –y escribo ahora poniéndome en su lugar- que padecer y sufrir la opresión a diario, la agresión verbal y física por ser homosexual. Desde el colegio, en nuestro barrio, en nuestra familia, incluso. La homofobia en toda su amplia, dolorosa y sangrienta acepción.

Orgullo gay, sí, bien alto. Con mucho orgullo. Ojalá no tuviésemos que celebrarlo. Sería un buen signo de que las cosas han cambiado y somos todos iguales con nuestras diferencias.

jahhy