Burbujas de Deseo

5 comentarios

EDWIN

HOLA DESPUES DE TANTO TIEMPO VUELVE EL REY DE LOS MODELOS MIGUEL AUN COMO SIEMPRE ATRACTIVO Y APUESTO, TODO UN DIOS Y UN ICONO SEXUAL POR EXELECIA EL MEJOR MODELO DEL MUNDO TODO UN ADONIS ESPAÑOL Y UN PAPASITO. SE MERECE ESTA Y TODAS LAS VIDAS POR FAVOR LES PIDO UN APLAUSO PARA EL REY MIGUEL IGLESIAS TODO UN FUEGO CANDENTE QUE DERRITE EL FRIO CORAZON DE MUCH@S Y CORROMPE LA MENTE DE CADA ANGEL QUE SE TOPA CON EL EN LOS SUEÑOS TAN DESEADOS DE TODOS Y SIN QUERER NOS VUELVE ANGELES EN UN MOMENTO DE SUEÑOS CON EL QUE SIEMPRE SERA NUESTRO AMOR PALTONICO. !MIGUEL IGLESIAS! GRACIAS POR EXISTIR……..

Oscar Portela

esta versión es más definitiva: OSCAR PORTELA

MIGUEL IGLESIAS y el CIELO
poema de OSCAR PORTELA

Verte Miguel y quedarse sin parpados
y no poder cerrar los ojos, abiertos ya para siempre,
para siempre desnudos como el azur, y ciegos,
pués tu visión es combustión que llama y quema
y exige la absoluta calma de la entrega absoluta
en la que ya no somos sino espasmos erráticos,
así las aves y los vientos, los elementos todos Miguel,
tocados son por tu visión celeste de impiadosa belleza:
así llamas a las fuerzas de la pasión y las dominas Miguel
y es tu cuerpo el campanario de las Iglesias donde se guardan
los deseos para resucitar después Miguel Iglesias,
bello como los bronces que despiertan clarines
Miguel, así como despiertas en mí la locura de saber
que sí, existes, y que ya nunca se borraran del sueño
las quimeras, los ahogos, la irrenunciable nesecidad de ser
contigo infierno y cielo: Ay Miguel, que si un Dios te dió
forma para condena del amor y del deseo, aquí estoy,
con el enmudecido verbo y la lengua llagada por ese beso
que no llega, y que quizá un minuto antes de perecer, Miguel,
caiga del cielo abierto de mis ojos, para que el uno sea todo,
y la lascivia de solo verte, perfecto como el rubí en la frente
de la palabra única, justifiquen tanto destierro y cerrojo
para la carne, que en ti se abre como la roza en cántaro de versos.

Oscar Portela

MIGUEL IGLESIAS y el CIELO
poema de OSCAR PORTELA

Verte Miguel y quedarse sin parpados
y no poder cerrar los ojos, abiertos ya para siempre,
para siempre desnudos como el azur, y ciegos,
pués tu visión es combustión que llama y quema
y exige la absoluta calma de la entrega absoluta
en la que ya no somos sino espasmos erráticos,
así las aves y los vientos, los elementos todos Miguel,
tocados son por tu visión celeste de impiadosa belleza:
así llamas a las fuerzas de la pasión y las dominas Miguel
y es tu cuerpo el campanario de las Iglesias donde se guardan
los deseos para resucitar después Miguel Iglesias,
bello como los bronces que despiertan clarines
Miguel, así como despiertas en mí la locura de saber
que si existes y que ya nunca se borraran del sueño
las quimeras, los ahogos, la irrenunciable nesecidad de ser
contigo infierno y cielo: ay Miguel, que si un Dios te dio
forma para condena del amor y del deseo, aquí estoy,
con el enmudecido verbo y la lengua llagada por ese beso
que no llega, y que quizá un minuto antes de perecer, Miguel,
caiga de cielo abierto de mis ojos, para que el uno sea todo,
y la lascivia de solo verte, perfecto como el rubí en la frente
de la palabra única, justifiquen tanto destierro y cerrojo
a la carne que en ti se abre como la roza en cántaro de versos.

tatojimmy

Pues estoy viendo que al fin al vamos a hacer una reunión muy entretenida… sisisisisisi. Porque a Miguel le habrás llamado, digo.

jijijiji

besos.
muchos.
envueltos.

Deja un comentario